Abono Orgánico y fertilizante

Ambos productos tienen la finalidad de dar nutrientes al suelo para el crecimiento saludable de las plantas.

Antes de empezar, voy a hacer un repaso entre la diferencia de abono orgánico y fertilizante ecológico. Ambos productos tienen la finalidad de dar nutrientes al suelo para el crecimiento saludable de las plantas. La diferencia fundamental es que el abono orgánico lo debes aplicar directamente sobre la tierra y el fertilizante se debe disolver antes de aplicarse.

Dentro de los mayores beneficios que encontramos en la jardinería orgánica, es que enfatiza en el cultivo de su jardín para que el suelo permanezca enriquecido a lo largo del tiempo. Esto se logra, evitando a toda costa el empleo de fertilizantes y pesticidas químicos, además, haciendo uso de productos que nutran el suelo de su jardín y de los organismos que lo integran. Una vez empieces a hacer uso de métodos orgánicos, tus plantas tendrán un ecosistema en equilibrio y nutrido, que al final, es así como funciona la naturaleza.

La importancia de un suelo saludable.

¿Por qué utilizar productos orgánicos? Es importante usar abono orgánico porque nutre el suelo de tal forma que crea un entorno sostenible para tu jardín. Un suelo sano conduce a plantas sanas. Pero ten en cuenta, que no solo será beneficioso para tus plantas, aquí también saldrá beneficiado todo el ecosistema alrededor.

Así como en la naturaleza, en un suelo orgánico conviven microbios y hongos que liberan nutrientes de manera gradual a las plantas. Al incentivar y enriquecer el suelo con productos orgánicos y, además de promover el desarrollo de organismos favorables que se crean de manera natural, se facilita a las plantas los instrumentos necesarios para acceder a los nutrientes del suelo y la fuerza para protegerse de las enfermedades y las plagas.

Adopte un enfoque natural, genérelo con acondicionadores de suelo, como los moldeadores de lombrices, que añaden materia orgánica, incluido el ácido húmedo, y microorganismos ideales para el suelo de su jardín. Esto ayudará a que los nutrientes del suelo, como el hierro, estén disponibles para las plantas.

La jardinería orgánica también requiere agregar al suelo un abono casero o en bolsas. Esto mejora la estructura general del suelo al aumentar la materia orgánica, lo que mejora la liberación de nutrientes a las plantas y aumenta la retención de agua. Añadir abono orgánico también reduce la escorrentía y la erosión, y suprime ciertas enfermedades.

Abono orgánico y ecológico

Para darle todos los nutrientes necesarios a las plantas debes adecuar el terreno con abono orgánico antes de sembrar. El primer paso es hacer una capa de hojas y de cortezas secas. Luego debes hacer una segunda superficie con elementos orgánicos que aporten el alimento a las plantas. Esta capa puede estar hecha con la mezcla de restos vegetales y compost orgánico. El abono debe estar constantemente humedecido, por lo que recomiendo actualizarlo cada 3 meses.

Huerto y jardín

Césped

Tierra de diatomeas

Fertilizante ecológico

Para complementar la absorción de nutrientes de la tierra, se utilizan fertilizantes naturales que mejoran la estructura del suelo. El uso de fertilizantes ecológicos favorece que las raíces de la planta puedan tomar los nutrientes necesarios, y se promueve una mejor calidad del suelo y aprovechamiento del agua.

Semilleros ecológicos

Un aspecto fundamental en un jardín ecológico es la biodiversidad. Así que entre más variedad de plantas y árboles tengas, más favorecerá al equilibrio del ecosistema.

Deja un comentario